Un tipo de sangre te protege contra el Covid-19 y otro te hace más propenso, ¿sabes cuál es?

Un estudio apunta que la sangre tipo O actúa como una especie de “protector frente al virus”.

Por El Tiempo | Colombia

La pandemia del nuevo coronavirus sigue afectando al mundo y, hasta el momento, se registran más de 9,2 millones de infectados y más de 475.000 fallecidos.

Investigaciones publicadas recientemente apuntan a que las características genéticas de los individuos podrían incidir en el contagio y en el desarrollo posterior que el virus tenga dentro de los infectados. 

Puntualmente, hay estudios que sugieren que el tipo de sangre influiría en esas situaciones. 

Una investigación de científicos europeos, publicada el pasado miércoles 17 de junio en el ‘New England Journal of Medicine’, realizó un análisis genético en más de 1.900 pacientes gravemente enfermos con el nuevo coronavirus en España y en Italia. Los resultados fueron comparados con los de más de 2.000 individuos que no contrajeron el virus. 

Con esto se determinó que las personas con sangre tipo A están «asociadas» a un riesgo 45 % mayor de infectarse con el coronavirus, en comparación con individuos con otros tipos de sangre.

Por su parte, las personas con sangre tipo O, el más común, son menos propensas a dar positivo.

En esa misma línea están los datos preliminares de un estudio publicado el 8 de junio que fue realizado por 23andMe, empresa de genómica personal y biotecnología con sede en California, Estados Unidosque apuntan a que el tipo de sangre O «parece ser protector frente al virus», en comparación con todos los demás tipos de sangre. 

En esta investigación se analizaron 750.000 personas, de las cuales 10.000 habían sido hospitalizadas por tener la covid-19, la enfermedad producida por el virus.

De este modo, los resultados apuntan a que los pacientes con grupo sanguíneo O tienen entre un 9 % y un 18 % menos de probabilidades de dar positivos que los individuos con otros tipos de sangre.

Asimismo, otra investigación realizada por el Centro de Medicina Basada en la Evidencia y el Hospital Zhongnan, de la Universidad de Wuhan, analizó la distribución del grupo sanguíneo en 2.173 pacientes con la covid-19 de tres hospitales de Wuhan y Shenzhen. Sus resultados fueron comparados con las personas sanas de esas mismas regiones. 

De 206 pacientes que habían muerto por el nuevo coronavirus en Wuhan, 85 tenían sangre tipo A y 52 tipo O. El informe publicado en abril en la revista científica ‘Medrxiv’ indicó que este patrón existía en diferentes grupos de edad y género.

Se concluyó, de nuevo, que el grupo sanguíneo A se asocia con un mayor riesgo de infectarse con el nuevo coronavirus en comparación con los otros, mientras que el grupo sanguíneo O tiene un menor riesgo de infección frente a otros.

En este sentido, señalaron que «las personas del grupo sanguíneo A podrían necesitar una protección especialmente intensa para reducir la posibilidad de infección», por lo que se vuelve indispensable un tratamiento “más agresivo” para ellos.

Debido a que este fue el primer estudio de esta índole, la revista científica aseguró para ese entonces que estos eran resultados “preliminares” y que “pueden contener errores y dar información que aún no ha sido aceptada o respaldada de ninguna manera por la comunidad científica o médica”. Ahora existen más estudios que lo respaldan.

Finalmente, el Centro de Investigación Biomédica en Red (Ciber), del Instituto de Salud Carlos III, manifestó en un estudio publicado en el Instituto de Investigación Biodonostia, que tener sangre tipo A se asocia a un 50%  más de riesgo de necesitar apoyo respiratorio cuando se contrae el nuevo coronavirus.

Para esta investigación se recogieron muestras de sangre de 1.610 pacientes con covid-19 que necesitaban apoyo respiratorio (oxigeno o ventilación mecánica) y se compararon con 2.205 pacientes sanos. De estas muestras de sangre se extrajo ADN para estudiar en el laboratorio de Kiel, en Alemania, cerca de 9 millones de variantes genéticas.

Aunque los cuatro estudios mencionados concuerdan con lo mismo, cabe aclarar que la comunidad científica sugiere que se hagan más investigaciones con pruebas más grandes para poder concluir si efectivamente existe una relación entre el grupo sanguíneo y la susceptibilidad al nuevo coronavirus.