Movember, Mes De La Salud Masculina: importancia de la concientización y prevención

Cáncer de próstata, entre las principales amenazas de la salud masculina. Aproximadamente 1 de cada 6 hombres lo padece.

  • Durante el último trimestre del año, en el HOMS estarán libre de copago las sonografías, densitometrías, resonancias magnéticas de mamas y multiparamétrica de próstata, así como los tratamientos de radioterapia, tanto para hombres como para mujeres.

Santo Domingo: En noviembre se conmemora el Mes de la Salud Masculina, gracias al movimiento internacional Movember, creado con el fin de concientizar a los hombres a cuidar su salud, siendo el cáncer de próstata una de las amenazas con mayor incidencia entre ellos.

Este cáncer, al igual que la hipertensión arterial o el colesterol elevado, no da síntomas en estadios iniciales, explica el doctor David Samadi, urólogo oncólogo, del Hospital Metropolitano de Santiago, HOMS y autor del libro Hablemos de Hombres.

Al igual que los demás cánceres, el de próstata se define como una proliferación descontrolada de células malignas (cancerígenas), aunque en este caso ocurre en la glándula prostática. Es una enfermedad que no desarrolla sintomatologías hasta que está muy avanzada, por esto se considera un asesino silencioso. Aproximadamente 1 de cada 6 hombres desarrollará cáncer de próstata. “Por esta razón hacemos énfasis en los chequeos preventivos de forma periódica”, destaca el especialista.

Doctor David Samadi, urólogo oncólogo, del Hospital Metropolitano de Santiago, HOMS y autor del libro Hablemos de Hombres.

Expresa que esta patología ha sido estudiada ampliamente a lo largo de la historia médica y que gracias a ello se han podido identificar algunos factores asociados a su aparición como la edad avanzada, sobre todo después de los 50 años, ser afroamericano, antecedentes familiares de cáncer de próstata y cáncer de mama u ovario.

Asimismo, tener una dieta alta en grasas y/o ser obeso, fumar, y llevar una vida sedentaria. Estos son factores asociados al desarrollo del cáncer de próstata, sin embargo, el de mayor relevancia es el historial familiar previo de cáncer de próstata o factor genético, resalta el especialista en cirugía robótica de próstata.

¿Cuándo visitar al urólogo y diagnóstico?

El también director del programa de cirugías, del “Samadi-Homs-Robotic Institute”, indica que todo hombre luego de los 40 años debe acudir a su urólogo para ser evaluado, por lo menos con un examen en sangre. Pero, por supuesto, la población de mayor riesgo son los hombres de edad avanzada (60 años). “Si tiene más de 40 años y antecedentes familiares de cáncer de próstata, debe acudir a una evaluación, es muy importante la detección temprana ante cualquier diagnóstico”.

Este padecimiento puede ser detectado en un simple análisis en sangre (PSA) o mediante un tacto rectal. Aunque siempre será necesario una confirmación diagnóstica mediante biopsia de próstata.

Tratamientos

Samadi, desarrollador de la técnica de cirugía SMART para eliminar la próstata cancerosa, expone que inicialmente las opciones terapéuticas van a depender del tipo de cáncer de próstata y las características del paciente. Estas terapias van desde vigilancia activa (ningún accionar) hasta la extracción de la próstata. Dentro de los abordajes quirúrgicos, el superior en cuanto a mejor control oncológico y menor riesgo de desarrollar complicaciones es el robótico.

Ventajas de la cirugía prostática robótica

La cirugía prostática asistida por robot, realizada por un cirujano experimentado y con el debido protocolo, tiende a relacionarse a un mejor control oncológico, un periodo de convalecencia más breve y menor riesgo de desarrollar complicaciones como disfunción eréctil e incontinencia.

La cirugía, utilizando la técnica SMART, puede ser realizada entre 1 hora a 1 hora y media.  En contraste con otros abordajes y otros cirujanos que emplean un tiempo quirúrgico de 4-6 horas. El tiempo en el quirófano incidirá directamente sobre el tiempo de recuperación. A menor duración de la operación, menor tiempo de recuperación y menores riesgos de complicaciones.

“En el caso de mis pacientes, caminan a las 4 horas de su cirugía, son egresados al día siguiente, el retiro de sonda se hace de 7 a 10 días luego de la intervención quirúrgica y a los 15-20 días se puede ir reincorporando a sus actividades cotidianas”, detalla el oncólogo que ha realizado más de 680 cirugías prostáticas robóticas en el Samadi-Homs-Robotic Institute, a pacientes con edades de 40 a 75 años.

Para chequeos preventivos con el doctor Samadi, en el Instituto de Oncología Robótica Samadi-HOMS en Santiago, pueden comunicarse para una consulta telefónica gratuita al 809-399-0569.