La histórica rivalidad entre el gato y el ratón, la historia de Tom y Jerry

Un gato animado, cansado de un ratón molesto que vive en su casa, diseña un plan para echarlo con una trampa cargada de queso. El ratón, que no tiene un pelo de tonto, retira sin ningún problema el queso y se aleja con el estómago lleno. Tal vez, puedas adivinar lo que sucede después. La historia termina como casi siempre: el gato grita de dolor al tiempo que otro plan fracasa.

La trama de la ficción puede ser familiar, pero la historia real detrás del dibujo puede que no lo sea. ¿Cómo se convirtieronTom y Jerry, que cumplen 80 años esta semana, en una de las parejas animadas más conocidas del mundo?

El dueto animal fue creado en un momento de desesperación

El departamento de animación del estudio Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), donde trabajaban los creadores Bill Hanna y Joe Barbera, había luchado sin éxito por emular a otros estudios que habían creado personajes como el puerco Porky y Mickey Mouse. Los animadores, ambos menores de 30 años, comenzaron a pensar sus propias ideas.

Barbera dijo que le encantaba el concepto simple de una caricatura de un gato y un ratón, con conflicto y persecución, a pesar de que era una idea que se había hecho antes innumerables veces. Puss gets the Boot (traducido al español como «El gato se gana el zapatazo») fue el primer cortometraje animado que lanzaron en 1940.

El debut fue un éxito y le valió al estudio una nominación al Oscar al mejor corto animado. A pesar de su trabajo, los animadores no recibieron el crédito. Jasper y Jinx, como se llamaban en un principio, se convirtieron entonces en Tom y Jerry.

Dibujos sin vencimiento

Según Barbera, no hubo una discusión real sobre si los personajes hablarían o no. Después de haber crecido con películas mudas protagonizadas por Charlie Chaplin, los creadores sabían que podían ser divertidos sin diálogo. La música compuesta por Scott Bradley resaltó la acción de la trama, y el grito humano de Tom fue interpretado por el propio Hanna.

Durante la mayor parte de las dos décadas siguientes, Hanna y Barbera supervisaron la producción de más de 100 de estos cortos. Cada uno tardaba semanas en producirse y costaba hasta US$50.000, por lo que solo se podía hacer un puñado cada año.

Estas películas de «Tom y Jerry» son consideradas universalmente las mejores, por su rica animación dibujada a mano y fondos detallados que les ayudaron a ganar siete premios de la Academia y apariciones en películas de Hollywood.

Sus dibujos animados dominaron la televisión infantil durante décadas

Primero tuvieron éxito a principios de la década de 1960 con personajes como Huckleberry Hound y Yogi Bear (El oso Yogi) y luego llegaron The Flintstones («Los picapiedra»), Top Cat («Don Gato y su pandilla») y Scooby Doo.

En la década de 1970, el exitoso dúo creativo regresó a «Tom y Jerry». Para entonces, muchos de los primeros episodios se consideraban «demasiado violentos» según las nuevas normas emitidas para las televisoras.

Los nuevos episodios, con el dúo como amigos, nunca estuvieron a la altura del éxito de los originales.

Popularidad

«Tom y Jerry», con sus payasadas violentas y su humor negro, sigue siendo extremadamente popular en todo el mundo. Se puede encontrar en la televisión infantil en todas partes, desde Japón hasta Pakistán, y un nuevo juego sobre ellos para teléfonos móviles tiene más de 100 millones de usuarios en China.

Sorprendentemente, el programa también protagonizó titulares de noticias. En 2016, un alto funcionario egipcio intentó culpar a la viñetadel aumento de la violencia en Medio Oriente, y el Líder Supremo de Irán comparó las relaciones de su país con Estados Unidos con Tom y Jerry al menos dos veces.

Como un dibujo animado habitual en la programación de la BBC durante décadas, el programa se hizo particularmente popular en Reino Unido y una encuesta de 2015 nombró a Tom y Jerry como la viñeta más popular entre los adultos del país.

A 80 años desde su creación, el gato y el ratón han aparecido en todas partes, desde una versión «para niños» hasta una película musical de 1992 donde cantaban y hablaban.

Bill Hanna murió en 2001 y Joe Barbera, en 2006. Un año antes de su muerte, Barbera apareció en los créditos por última vez en un corto de Tom y Jerry, que también fue el primero sin su colega.