Importancia y mitos del consumo de lácteos para el crecimiento infantil

La leche y sus derivados son una fuente de más de 15 nutrientes, constituyendo un pilar fundamental en la dieta del ser humano.

La alimentación juega un papel primordial en el crecimiento y desarrollo de la niñez. Los especialistas indican que hay siete grupos de alimentos que componen una dieta balanceada: cereales, leguminosas, derivados de la leche (yogurt, quesos, etc.), alimentos de origen animal (carne de res, pescado, pollo, hígado), huevo, verduras y frutas, preferiblemente ricas en vitamina A.

Por eso, se recomienda incluir en la dieta de los niños al menos 4 o más de los grupos mencionados para proporcionar la energía y nutrientes requeridos para un óptimo crecimiento y desarrollo, pues conviene subrayar que cualquier tipo de desnutrición en los primeros años de vida establece las bases para el deterioro de la salud en la edad adulta, contribuyendo a la predisposición de padecer diversas enfermedades como diabetes, hipertensión e hipercolesterolemia, principalmente.

En particular, la leche y sus derivados son una fuente de más de 15 nutrientes, constituyendo un pilar fundamental en la dieta del ser humano en todas las etapas de la vida, en especial para un niño en edad escolar, que cada vaso de leche que consuma al día le brinda: 9% de energía, 25% de proteínas, 28% de calcio, 33% de vitamina A y 12% de vitamina D.

En consonancia con dicha importancia, Grupo LALA Nicaragua donó, en el marco del Día Mundial de la Leche y el Día Nacional del Niño (ambos el 1 de junio), mil litros de leche al Banco de Alimentos de Nicaragua para que sean consumidos por la niñez más vulnerable del país que son atendidos por este programa.

Y es que un gran número de niños no logra aprovechar el máximo potencial genético del crecimiento del que dispone, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido a la falta de detección oportuna del momento en el que inicia la detención del crecimiento.  En torno a ello, Laura Concha, Gerente de Nutrición para Grupo LALA mencionó que “los centímetros que se dejan de ganar, no se recuperan en ningún otro momento de la vida”.

Mitos alrededor de la leche

Pero pese a la relevancia nutricional de la leche, este alimento enfrenta actualmente el reto de superar el estigma generado por tendencias que recomiendan no consumir lácteos, muchas veces con fundamento en información con poca evidencia científica, asumió la especialista, también responsable del Instituto LALA.

¿Cuáles son los 5 mitos más comunes y que son completamente falsos entorno a la leche?

  1. La leche debe consumirse únicamente durante la niñez.
  2. Es mejor consumir leche cruda que la leche procesada.
  3. La leche contiene antibióticos.
  4. La leche light o baja en grasa es una leche “diluida”.
  5. Las personas que viven con diabetes no deben consumir leche.

“Hay que reconocer ante todo que la leche representa una contribución importante para satisfacer las necesidades corporales diarias de proteínas, calcio, magnesio, selenio, riboflavina, vitamina B12, ácido pantoténico (vitamina B5) entre otros en las diversas etapas de la vida y por lo tanto necesitamos incluirlo en nuestra dieta diaria”, indicó.

Estos temas fueron expuestos en una videoconferencia ofrecida por Concha y Jeanette Pardío, máster en Psicoterapia Psicoanalítica, a más de 30 miembros de la Asociación Nicaragüense de Nutricionistas y Dietistas (Annudi) para reforzar el conocimiento entre pares.

Acerca de LALA

Grupo LALA, empresa mexicana enfocada en la industria de alimentos saludables y nutritivos, cuenta con más de 65 años de experiencia en la producción, innovación y comercialización de leche, derivados lácteos y bebidas bajo los más altos estándares de calidad. En Nicaragua, LALA opera 2 fábricas de producción y 5 centros de distribución, y cuenta con el apoyo de más de 1,200 colaboradores. En su portafolio de marcas destacan LALA®, Eskimo®, La Perfecta® y NutriLety®. Para más información visita: www.grupolala.com