Estudio refuerza el uso seguro y efectivo de Cladribina Comprimidos para pacientes con Esclerosis Múltiple durante la pandemia de Covid-19

Tras un estudio independiente realizado en Israel, Merck ha demostrado que los pacientes que se tratan con Cladribrina Comprimidos generan una respuesta de anticuerpos similar a la de la población general después de ser vacunados. Los datos de seguridad demuestran que los pacientes que utilizan este innovador tratamiento y que tienen COVID-19 presentan una evolución de la enfermedad similar a quienes no tienen un padecimiento crónico degenerativo como la Esclerosis Múltiple.

Cortesía Prensa Libre

Merck, compañía alemana líder en ciencia y tecnología, anunció los hallazgos obtenidos tras el estudio «Avances Terapéuticos en Trastornos Neurológicos», publicado recientemente por la especialista Anat Achiron y sus colegas del Centro de Esclerosis Múltiple en el Centro Médico Sheba y la Escuela de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv en Israel, el cual expone el efecto alcanzado por la vacuna contra COVID-19 en el sistema inmune de pacientes con Esclerosis Múltiple tratados con los comprimidos de Cladribina.

«Los hallazgos presentados en el estudio mejoran nuestra comprensión sobre el impacto  de Cladribina comprimidos en el sistema inmunológico y el efecto terapéutico que brinda en pacientes con Esclerosis Múltiple, ya que repuebla las células que apoyan a las respuestas inmunes», mencionó Heinz Wiendl, Especialista del Departamento de Neurología del Instituto de Neurología Traslacional de la  Universidad de Muenster en Alemania.

Al momento, éste representa uno de los descubrimientos más importantes con relación a las ventajas que ofrece Cladribina comprimidos en los pacientes con Esclerosis Múltiple, ya que, además de abordar las recaídas y la progresión de la enfermedad, se ha descubierto que los pacientes que se tratan con ella pueden sumar simultáneamente una respuesta adecuada a la vacuna.

Los resultados obtenidos por la Dra. Achiron y su equipo, mostraron que los pacientes que son tratados con Cladribina comprimidos pudieron generar anticuerpos COVID-19 después de la vacuna ARNm de Pfizer/BioNTech que fue administrada por lo menos 4 meses después de la última dosis de Cladribina. Al parecer, este descubrimiento hasta el momento es exclusivo de esta terapia de alta eficacia  para la Esclerosis Múltiple.

En su oportunidad, el Dr. Danny Bar-Zohar, Director Global de Desarrollo de Salud en Merck, expuso que la compañía de origen alemán trabaja arduamente en mantener el compromiso con los pacientes para continuar innovando en tratamientos para la Esclerosis Múltiple que permitan mejorar su calidad de vida.

Por lo anterior, a diario realizan esfuerzos para ofrecer soluciones que van desde programas de desarrollo clínico estratégicos y centrados en los pacientes, hasta colaboraciones y financiación de investigaciones independientes.

 «Llevar a los pacientes tratados con Cladribina comprimidos a un estado en el que puedan vivir sus vidas con la mayor normalidad posible durante una pandemia global es de suma importancia para nosotros» enfatizó.

Como conclusión, además de las ventajas que ofrece Cladribina comprimidos, entre las que destacan un óptimo programa de dosificación oral, eficacia probada y un perfil de seguridad bien caracterizado, también se muestra una evidencia inicial muy alentadora sobre la capacidad que tienen los pacientes con Esclerosis Múltiple para generar una respuesta de anticuerpos adecuada a la vacuna COVID-19.