BAC Credomatic conmemora Día Nacional del Árbol

En el marco de la celebración del Día Nacional del Árbol, BAC Credomatic ha entregado un árbol a los clientes que adquieren un crédito de auto con el fin de compensar las emisiones que se generaran con su circulación.

Esta acción permitirá involucrar a los clientes con un rol activo en el cuido del medio ambiente y e incentivarlos a continuar siendo ciudadanos respetuosos con la naturaleza y el entorno.

“En BAC Credomatic creemos en la importancia de que nuestros productos tengan además de un valor financiero, un valor ambiental positivo, por eso impulsamos este tipo de acciones que también involucran a nuestros clientes, y que construyen la ruta a seguir para convertirnos en un Banco Neto Positivo”, comentó Alba Aguirre, Jefa de Sostenibilidad y Comunicación.

Como parte de sus iniciativas de carbono positivo, se entregaron 100  árboles de limón en las oficinas de banca de crédito prendario ubicadas en la sucursal de BAC Credomatic frente a La Lotería, para que los clientes los siembren y generen un impacto ambiental positivo.

Plantar árboles es conservar la esperanza de una vida mejor. Un solo árbol absorbe aproximadamente entre 10kg y 30 Kg de CO2 al año. Y un limonero captura al año 22,6 kilos de CO2, convirtiéndolo en el árbol que consigue fijar valores más altos de CO2 de entre todos los cítricos y especies arbóreas, ayudando así a combatir el cambio climático.

“Además, al ser un árbol frutal, es considerado un auténtico tesoro nutricional para la salud. Es curativo por excelencia y aporta vitaminas al organismo; esto ha influido para que sea recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, destacó Aguirre.

BAC Credomatic se convirtió en el primer grupo financiero de la región en adherirse a los Principios de Banca Responsable de las Naciones Unidas y ahora busca ser el primer banco Neto Positivo del mundo, para mejorar la calidad de vida de cada persona.

“Reimaginamos la banca para generar prosperidad en las comunidades que servimos, siendo catalizadores de triple valor: económico, social y ambiental”, puntualizó Aguirre.